SWM Gran Milano 500: diversión y calidad para usuarios del carnet A2

0
La SWM Gran Milano 500 monta un motor basado en el de la Honda CB500
SWM Gran Milano 500-1
Gama MITT 2024

El mercado de las motos de media cilindrada es uno de los que más está creciendo en los últimos tiempos y esto está provocando que cada vez la oferta de las marcas sea mayor. Es en este sentido donde aparece la moto de la que hoy te queremos hablar, la SWM Gran Milano 500, una naked atractiva con una gran presencia e imagen moderna.

La marca italiana, que aunque a alguno no le pueda sonar, tiene una gran trayectoria en el mundo de las dos ruedas desde su fundación en la década de los 70, se sumerge de lleno en el segmento de las naked de media cilindrada con este modelo. Tradicionalmente, SWM (Speedy Working Motors) había destacado por sus motos del sector off road, pero ahora pertenece al grupo asiático Shineray y como es lógico quieren abrirse a nuevos mercados. Aunque su sede se mantiene en el país transalpino, las decisiones y los desarrollos se llevan a cabo en China.

Como puedes imaginarte, esta nueva streetfighter italiana está enfocada principalmente a usuarios que ostenten el carnet A2. Cumple holgadamente con la normativa Euro 5 y además tiene un precio competitivo para el segmento en el que se mueve.

La SWM Gran Milano 500 monta un motor basado en el de la CB500

La nueva Gran Milano 500 monta un propulsor ya conocido y contrastado que podemos encontrar en algunas motos de las marcas del Grupo Loncin, como Voge. El motor es un bicilíndrico en paralelo, con inyección de combustible y refrigeración líquida que cubica 494 c.c. La potencia que genera es de 48 CV y además el diseño de este bloque está basado en el que monta la Honda CB500, lo que habla positivamente de la calidad del mismo.

La parte ciclo la sustenta un chasis fabricado en acero en el que el motor es parte de la propia estructura, ayudando a arañar más peso todavía a la báscula. La declara un peso de 188 kg, cifras destacables dentro del segmento en el que se encuentra. Las suspensiones las firma la marca KYB y trae de serie una horquilla invertida en el tren delantero y un amortiguador trasero configurable en precarga. Para la frenada se ha confiado en dos discos delanteros de 296 mm cada uno de ellos y uno de 240 mm para el eje trasero, asistidos por un ABS de doble canal.

De momento no se han publicado más detalles sobre el resto del equipamiento de esta naked de la marca italiana, pero sí sabemos que el precio que tendrá es de 6.300 €. También podemos confirmar que como mínimo estará disponible en los colores blanco y verde, aunque no sabemos si habrá más opciones.