Cuando la suerte no está de tu lado, mejor llevar un casco integral

0
Hay quien prefiere usar cascos abiertos por comodidad, por evitar el calor, por sentir el viento en la cara. Pero si la cosa se complica, nada te protegerá más que un casco integral. El protagonista del vídeo lo ha aprendido por las malas.
Gama MITT 2024

Quizás alguna vez has pensado que por qué llevas el casco integral pudiendo llevar un jet. Quizás siempre llevas jet porque es un trayecto corto. Quizás no utilizas un casco integral porque te gusta sentir el viento en la cara. Hay muchos «quizás» y seguro que cada uno de ellos tiene cierta consistencia. Pero hay un quizás que nunca hay que pasar por alto. Y ese quizás es «si me caigo y el casco es abierto, quizás de con la cara contra el suelo».

Eso, que mucha gente piensa que no es posible porque creen que siempre te caes de lado, es lo que le pasa al protagonista del vídeo. Un despiste, quizás algo en el suelo a la hora de frenar, no tener ABS, la cosa es que un cúmulo de circunstancias acaban en caída. Una caída que en un principio no debería pasar del susto y un rasguño por la poca velocidad, se termina convirtiendo en un auténtico desastre. El conductor lleva un casco jet y en el momento que golpea el suelo se queda inconsciente, momento en el cual comienza a deslizar sobre su rostro por la carretera. A pesar de la poca velocidad, avanza varios metros sobre su rostro antes de detenerse.

Por si los daños físicos no fueran suficientes, la inercia de la moto hace que se vuelva a poner de pie y termina chocándose de lleno contra un camión.

Al final no nos queda más que recordar que no hay mayor seguridad que la que aporta un casco integral. Que la comodidad o la sensación de libertad no protege y que es una decisión que, con suerte, podemos lamentar una buena temporada.