Como no bajar la moto de una pick-up

MITT MOTORS

Somos muchos los que por diferentes motivos hemos tenido que transportar nuestras motos, ya sea en remolques o en pick-up como es en este ejemplo. Pero, por supuesto, siempre está la manera correcta de hacerlo y la manera de no bajar la moto de una pick-up, principalmente por nuestra propia integridad física.

Cierto es que cuando somos novatos errores cometemos todos en algún momento, sobre todo si no tenemos o no buscamos la ayuda necesaria para que alguien nos diga cómo bajar la moto de una pick-up. Este vídeo que os traemos en esta ocasión y que hemos encontrado en la cuenta de Instagram de @GridMotors, es la demostración de cómo no debemos hacerlo.

Por desgracia el ser humano aprende (en demasiadas ocasiones) las lecciones de la peor manera posible, que es a golpes. En el vídeo vemos como el protagonista lleva dos motos en la parte de carga de la pick-up. Se tratan de una Suzuki V-Strom 650, que es la que está descargando, y una Africa Twin, que muy posiblemente después de recuperarse haya bajado con otro sistema. Ya de base, el llevar dos motos de esas características en la parte trasera de una pick-up sobre lo que parece una plataforma casera colocada sobre la zona de carga no es la mejor de las ideas.

Seguridad ante todo

Solo el pensar cuántos kilómetros habrá recorrido con las dos motos en esas condiciones ya puede considerarse bastante temerario y sobre todo ilegal, al menos en muchos países. Pero el momento crítico de bajar la moto de una pick-up es cuando la rueda asoma por la pendiente de esa endeble rampa. De entrada hay que decir que parece mal montada, porque no existe soporte para ella, y que con la altura del vehículo alcanza una inclinación a todas luces insalvable.

Efectivamente, en el momento de apoyar la rueda delantera en la rampa, esta no se mantiene en su sitio y cae al suelo con el consecuente invertido involuntario que hace la V-Strom, llevando a nuestro protagonista a probar el suelo de una manera demasiado abrupta para su gusto.

Lógicamente nos lo tomamos de esta manera porque las consecuencias físicas, tal y como se aprecia en el vídeo, no fueron graves. Aunque unos días de dolor de espada no se los quitaría nadie… Muchas veces las lecciones se aprenden enseñando la manera incorrecta para tener meridianamente clara la manera de como sí hacerlo. Damos la lección por aprendida para todos los que estéis leyendo estas líneas.