Yamaha SR400 customizada: exclusiva y apta para todos los públicos

0
Yamaha SR400
Yamaha SR400
Gama MITT 2024

Damas y caballeros, los chicos de Ellaspede lo han vuelto hacer, este taller australiano de modificaciones y preparaciones de motos nos vuelve a dejar con la boca abierta. En esta ocasión han cogido una Yamaha SR400 del 2014 y la han convertido en una espectacular scrambler que poco o nada tiene que ver con la original.

Este mítico modelo de la marca de los tres diapasones nacido en la década de los 70 ha sido una de las motos que más modificaciones ha sufrido a lo largo de los años. Lo cual no resta ningún mérito a estos trabajos, es más, algunos podrían pensar que lo añade más bien, ya que la competencia para diferenciarse unos de otros es mucho más feroz. Los chicos del taller se decantaron por este modelo por su sencillez mecánica y estructural, lo que otorga una libertad prácticamente infinita a la hora de dar rienda suelta a su creatividad. La Yamaha SR400 del 2014 supuso el retorno de este emblemático modelo al mercado, totalmente actualizado, después de 3 décadas desde su lanzamiento original.

Lo llamativo de este modelo es que mantiene su esencia clásica, sencilla y casi austera podríamos decir, con ciertos toques y cambios que la acercan a las motos de hoy en día. Su sencillez y su versatilidad la convirtieron en un éxito de masas durante décadas y repite ese éxito con la misma fórmula.

Moto Morini Calibro

La Yamaha SR400 de Ellaspede es una moto sencilla plagada de detalles exquisitos

La SR400 de la que hoy hablamos nació de manera accidental, ya que en un primer momento los chicos de Ellaspede la habían elegido como moto de prueba para un kit que estaban preparando de un asiento personalizado. Por suerte rápidamente el proyecto se les fue quedando corto y decidieron modificar la moto por completo.

Tras este cambio de rumbo se pusieron manos a la obra para fabricar un kit completo para la Yamaha SR400 en la que el chasis original se mantiene intacto, facilitando enormemente la tarea para los clientes. La parte del asiento que también incluye el propio soporte y anclajes al mismo al chasis, así como el soporte de la luz trasera ya los tenían diseñados y fabricados, con lo cual solo tenían que seguir con el trabajo de pintura en el resto del carenado, sustituir el frontal y poco más.

El frontal puede ser lo que más cambia respecto al modelo de fábrica y por encima de éste llama poderosamente la atención el manillar MX que reemplaza al original. Las ruedas son unas de mayores dimensiones y el escape completo ha sido cambiado por uno de la empresa GOODS Co Japan, que genera un ruido más ronco pero sin llegar a ser molesto. Siendo el escape el único cambio a nivel mecánico, ya que el resto se ha mantenido completamente intacto en esta preparación.

Este impresionante trabajo demuestra que una modificación tan espectacular como esta llevaba a cabo por los chicos de Ellaspede puede ser económica, sencilla y apta para todos los públicos.