Prueba Kawasaki Z400 2023: la mejor escuela

0
Prueba Kawasaki Z400 2023

Kawasaki Z400 2023

Motor 95%
Suspensiones 80%
Frenos 80%
Chasis 90%
Acabados 80%
Equipamiento 70%
Estética 75%

Precio: 6.650 € | Potencia: 45 CV | Carnet: A2 | Peso: 167 kg

Gama MITT 2024

Hay veces en las que da la sensación de que una moto sencilla puede quedar rezagada frente a sus rivales por diferentes motivos. A veces puede ser por su estética, otras por los componentes tecnológicos que equipa…. Sin embargo, también hay veces que incluso con esas “desventajas”, sigue siendo una de las mejores motos que se pueden encontrar en su categoría. Ese es sin duda el caso de la Kawasaki Z400 2023, una moto que en algunos aspectos está por detrás de sus rivales más directas pero que en muchos otros, de los que de verdad importan, está a un nivel difícilmente mejorable.

La clave está en que esta moto, que es una de las mejores opciones que existe en el mercado para los usuarios del carnet A2, apuesta por la sencillez en algunos campos y por la máxima practicidad en otros. El resultado es una moto muy fácil de conducir y que sirve para ganar experiencia de la mejor de las maneras posibles, ya que tanto su motor como su parte ciclo trabajan de una forma intachable y sobre todo muy intuitiva.

EQUIPAMIENTO

Prueba Kawasaki Z400 2023

A veces, menos es más

No podemos negarlo, el mercado ha evolucionado mucho en los últimos años, o décadas incluso, llevándonos a un momento en el que en muchas ocasiones se valora más la estética de una moto o la cantidad de “gadgets” tecnológicos que equipa por encima de un detalle que suele ser mucho más importante: cómo va esa moto y cómo funciona realmente cuando te subes a ella. Si tu objetivo es el primero, tal vez esta no sea tu moto ideal. Si lo es el segundo, no tengas ninguna duda de que pocas motos más apropiadas que esta Kawasaki Z400 2023 vas a encontrar para ti en los concesionarios.

Desde su nacimiento, la Z400 fue una moto que dio buenos resultados a la marca nipona. Junto a su hermana casi gemela, la Ninja400, esta naked de cilindrada media guardó a buen recaudo el nombre de la saga Z, convirtiéndose en una de las motos más interesantes para todos los usuarios del carnet que querían tener una moto sin necesidad de limitarla.

Desafortunadamente, los responsables de la firma verde no actualizaron estos dos modelos de cara a la implementación de la normativa medioambiental Euro5 y cuando acabó el plazo máximo que tenían los fabricantes para que sus modelos cumpliesen dicha norma, los dos quedaron fuera de su catálogo en el viejo continente. Afortunadamente, esta ausencia sólo duró un año y ya en 2023 hemos vuelto a ver y a disfrutar tanto la Ninja400 –que ya probamos en Moteo hace unos meses– como la Z400.

La sensación nada más subirse y recorrer los primeros kilómetros es la misma para los dos modelos. Esto no es casualidad, ya que ambas comparten motor, chasis y suspensiones, estando su principal diferencia en el aspecto estético y en algunos otros pequeños detalles que hacen que cada una de las dos tenga su propia entidad y su propia seña de identidad pese a compartir el 99,9% de su ADN.

Prueba Kawasaki Z400 2023

El motor de la Kawasaki Z400 2023 es sobresaliente

A la hora de hablar de motos de media cilindrada, o al menos de motos que ya requieren del carnet específico para poder ser conducidas, recurrentemente aparece un debate: ¿Cuánta potencia necesita una moto? Aunque una parte de la gente opina que se necesitan muchos caballos entre las piernas para que una moto merezca la pena, para mí la respuesta es muy diferente. Esta Z400 es una buena muestra de ello, ya que con sus 45 CV es una moto más que suficiente para el día a día y también es una moto con la que te puedes divertir haciendo rutas de fin de semana pidiéndole un poco más al conjunto con una conducción deportiva que admite perfectamente.

Este motor bicilíndrico refrigerado por líquido tiene una entrega de potencia muy suave y dosificable, siendo completamente previsible y agradable tanto en una conducción relajada en la que no le pidamos mucho como en una conducción más deportiva en la que le llevemos a la parte roja del cuentarrevoluciones. Como dato interesante, para ir a 120 km/h estaremos rondando las 8.000 rev/min, lo que nos deja 3.000 más de margen antes de llegar a dicha zona roja y otras 3.000 hasta el final, aunque no es ni productivo ni recomendable alcanzar esas 14-15.000 revoluciones. Como punto mejorable, los espejos tienden a vibrar demasiado cuando estamos en marcha, aunque esas vibraciones no son incómodas en nuestro cuerpo.

Acoplada a este propulsor se encuentra la caja de cambios con seis marchas muy bien escaladas para permitir que la moto salga con energía en las primeras y también que alcance velocidades elevadas en las últimas con margen y reduciendo el consumo de combustible, que de media durante nuestra prueba quedó fijado en 4,4 litros a los 100 kilómetros sin haber buscado excesivamente una conducción eficiente al máximo. Esta caja de cambios trabaja de una manera impecable, siendo muy precisa la palanca y entrando las marchas de manera muy suave y agradable. En esa misma dirección funciona el embrague, sin lugar a dudas uno de los mejores que hay en esta categoría. Por una parte, su suavidad en la maneta es muy agradable y por otra se hace presente la ausencia total de tirones tanto subiendo marchas como bajándolas aunque se haga de manera muy rápida.

Prueba Kawasaki Z400 2023

Una de las características de la Kawasaki Z400 2023 es su agilidad

A pesar de que no es una moto excesivamente ligera con sus 167 kg en orden de marcha, la Kawaski Z400 2023 se comporta de manera ágil tanto a baja velocidad, en un uso completamente urbano, como a velocidades más elevadas. Las geometrías de su chasis tubular de acero combinadas con su reducida distancia entre ejes hacen que conducir esta naked sea muy sencillo e intuitivo a pesar de no contar con experiencia.

Este es uno de los motivos que ayudan a que la Z400 sea una buena moto para iniciarse en el mundo de las dos ruedas, sirviendo claramente de modelo de acceso tanto a la marca japonesa como a su familia Z, en la que por un lado tiene a la Z125 como hermana menor y por otro a las Z650, Z900 y Z1000 como hermanas mayores. Por su parte, la horquilla delantera convencional es un poco blanda sobre todo en el primer recorrido, mientras que el amortiguador trasero trabaja de manera más firme. Los frenos también mantienen el tipo, estando formados por un equipo discreto pero suficiente y contando con un sistema ABS efectivo y poco intrusivo en condiciones normales.

La altura del asiento es muy contenida, estando por debajo de los 80 centímetros. Esto unido a su asiento estrecho hace que sea muy fácil llegar al suelo con los dos pies en cuanto se acerque nuestra altura a los 1,70 metros. Una vez en marcha, la posición del cuerpo es relajada y cómoda gracias a la posición relativa entre el asiento, las estriberas y el manillar.

Prueba Kawasaki Z400 2023

El equipamiento es uno de los pocos puntos mejorables de la Z400

Uno de los aspectos en los que las próximas ediciones de esta naked de cilindrada media podrían dar un paso adelante como argumento de ventas es el del equipamiento. Su aspecto más tecnológico y vistoso se reduce a la presencia de ópticas LED, lo que sitúa a la Z400 por detrás de algunas de sus competidoras en este sentido. Contar con un cuadro de instrumentos más actual y atractivo sería recomendable, ya que el actual combinado parece algo antiguo aunque muestre la información de manera correcta a excepción del indicador ECO de conducción eficiente, que es difícilmente perceptible. Así mismo otros pequeños detalles como los reguladores de la posición de la maneta de freno también serían bien recibidos. Sin embargo, hay que ser conscientes de que estos factores ayudan a contener el precio.

En definitiva, la Kawasaki Z400 2023 es una moto ideal para los usuarios con menos experiencia pero también es una moto muy interesante para usuarios que quieran una moto sencilla, económica y agradable para el día a día. Además de la versión estándar, la marca verde pone en nuestro país dos versiones con equipamiento extra, la Performance y la Sport.

LO QUE MÁS NOS GUSTA

+ EMBRAGUE Y CAJA DE CAMBIOS

+ RESPUESTA DEL MOTOR

+ AGILIDAD

+ POSICIÓN DE CONDUCCIÓN

OTRAS PRUEBAS