La primera Royal Enfield eléctrica llegará pronto

0
Royal Enfield eléctrica
Royal Enfield eléctrica
Gama MITT 2024

No es la primera vez que circulan informaciones acerca de una posible Royal Enfield eléctrica, pero por ahora está siendo un proyecto que están tratando con mucho celo y la información llega con cuentagotas. Sin embargo estos días un alto cargo de la compañía India de origen británico ha vuelto a reafirmar el objetivo de lanzar su moto eléctrica en 2025.

A finales del 2022 los rumores que venían moviéndose por el mundo de las dos ruedas se confirmaron gracias a otras declaraciones del CEO de la marca, G. Govindarajan, que afirmó que en dos años como máximo la Royal Enfield eléctrica vería la luz, de las cuales nos hicimos eco aquí. Tras unos meses de silencio absoluto y de no tener nuevas informaciones al respecto, otro alto cargo-su director gerente- ha dicho que el objetivo sigue siendo el mismo, el 2025 está marcado en rojo en el calendario de Royal Enfield.

Tras una confirmación tan tajante y clara, el pasado noviembre parecía que las cosas podían haber ido algo más rápido de lo que han ido, o al menos parecía que podríamos haber tenido más noticias durante estos meses. Algunos han llegado a especular con algún tipo de retraso en el proyecto, pero no parece que sea el caso, la compañía sigue apostando por su modelo de movilidad eléctrica para dentro de dos años y sus planes no se han movido ni un ápice.

Una empresa española puede ser protagonista en la fabricación de la Royal Enfield eléctrica

Parece que la razón por la que hemos tenido estos meses de ausencia de noticias ha sido que los responsables del proyecto querían esperar a confirmar los buenos resultados que parecía que iban a tener en la primera mitad de 2023. Finalmente, así ha sido y han aprovechado la presentación de los mismos para informar de que el proyecto de la primera Royal Enfield eléctrica sigue en marcha y más vivo que nunca.

Según las propias palabras de Siddartha Lal, ya están probando varios prototipos, pero no tienen ninguna prisa en presentarlos, quieren que la moto sea un modelo disruptivo y esté completamente terminado y sea 100 % funcional. Todo apunta a que será una moto que mantendrá la filosofía de la marca y estará enfocada en ofrecer una buena autonomía y una conducción tranquila y cómoda, no esperándose datos o prestaciones demasiado llamativas.

Para concluir, hay otro dato que no se puede pasar por alto, y es que Royal Enfield adquirió hace unos meses una joven empresa española dedicada a fabricar motos off-road eléctricas, Stark Future, con lo que podemos pensar que toda la tecnología y todo el conocimiento de esta start-up ahora puede estar dedicado al desarrollo de la primera Royal Enfield eléctrica.