Así es el sillín extensible, el nuevo proyecto de BMW

0
sillín extensible
sillín extensible
Gama MITT 2024

En numerosas ocasiones y de manera inconsciente, cuando hablamos de avances nos viene a la cabeza algo relacionado con nuevas tecnologías, pero por suerte no siempre es así. La frase de que menos es más con este nuevo sillín extensible que viene de manos de BMW cobra más sentido que nunca.

Menos es más lógicamente porque de un sillín individual se desplegaría uno adicional para el pasajero y porque no se necesitan grandes revoluciones o grandes alardes tecnológicos para conseguir mejoras sustanciales como esta. Es lo que la empresa alemana ha conseguido con esta nueva patente, relativamente sencilla, que quiere acabar con una de las problemáticas más comunes que suelen tener los dueños de una moto. Lógicamente dependiendo del modelo de moto del que hablemos, nos surgirán dudas respecto al asiento del acompañante en base al uso que le demos.

A muchos usuarios se les habrá planteado unas cuantas veces la situación de tener que llevar a alguien de acompañante y directamente no tener ese asiento o tener uno simplemente testimonial e incómodo.

El sillín extensible de BMW podría revolucionar el concepto de asiento de moto

Aunque la documentación se ha hecho pública este pasado mes de abril, se presentó allá por octubre del 2021, con lo que es un proyecto que tiene cierto recorrido. Con esta patente de sillín extensible, BMW pretende acabar con ese problema de manera radical. 

Según se indica en los documentos el sillín extensible consistiría en un sillín fijo para el piloto, del cual se deslizaría hacia atrás el del acompañante cuando fuera necesario. La extensión del acompañante se aseguraría con anclajes para que mantuviera la posición hasta que fuese recogido. También en los documentos se indica que este sistema podría tener varias formas de ser accionado: de manera manual, hidráulicamente, electrónicamente o incluso con un sistema neumático.

Los ingenieros han pensado en todas las posibles opciones, porque además han planteado la opción de que el sillín extensible pueda tener varias posiciones intermedias, no solo extendido o sin extender. De esta manera el confort del piloto mejoraría porque incluso yendo solo tendría más versatilidad a la hora de encontrar una postura más cómoda encima de la moto.

Aunque de momento no es más que una patente de un proyecto de BMW y del que no se tienen más noticias, a priori parece una solución muy interesante y que podría cambiar el concepto de los asientos de motos.