Fuell Flow: el sueño eléctrico de Erik Buell hecho realidad

newsletter moteo

Después de casi 3 años de espera, por fin llega de manera oficial la nueva motocicleta eléctrica Fuell Flow. Esta creación es obra de una pequeña compañía fundada en 2019 por el ingeniero Erik Buell, del que con solo nombrar su apellido nos podemos hacer una idea del talento que esconde y que siempre quiere compartir con sus motos.

El que fuera ingeniero de motores de Harley Davidson y luego fundador de Buell Motorcycle Company, entre otros muchos proyectos, ha confirmado que por fin se puede reservar su nueva creación, la nueva Fuell Flow. La primera moto eléctrica que fabrica la nueva compañía de movilidad ecológica fundada en 2019 por Erik Buell, Frederic Vasseur (conocido jefe de equipo del Mundial de Formula 1) y François-Xavier Terny. Entre los tres conforman un trío peculiar, con diferentes experiencias, formaciones y visiones pero con el común denominador de la innovación sostenible a la hora de movernos sobre 2 ruedas.

A pesar de que la Fuell Flow es la primera moto que vende la compañía, en realidad no es la primera de sus creaciones. Fue hace más de dos años ya cuando se estrenaron con la Fuell Fluid, su bicicleta eléctrica que ofrece más de 200 km de autonomía. Cierto es que desde que la empresa nació el proyecto de la moto eléctrica Fuell Flow estuvo presente, pero por diversos factores, entre ellos la pandemia global, han hecho que no haya podido salir a la venta hasta ahora.

Si nos ceñimos a los datos técnicos de la Fuell Flow, estamos ante una moto eléctrica que nos ofrece dos potencias, la primera de 11 kW para los usuarios del carnet B y A1 y que cumple con los 15 CV máximos para estas licencias y la más potente, la de 35 kW que llega hasta los 47 CV para aquellos que poseen el carnet A2.

240 kilómetros de autonomía por ciudad

La Fuell Flow tiene una autonomía de unos 240 km por ciudad, dato nada desdeñable y una velocidad máxima de 140 km/h, con una aceleración de 0-100 km/h en tan solo 2,7 segundos. El motor está colocado en la rueda trasera y la batería forma parte del propio chasis, haciendo que el peso del conjunto sea de 180 kg. Destacar que para su carga existen 3 modos en el que en el modo de carga rápida tan solo se necesitan 30 minutos para cargar la batería de 10 kWh.

Como datos curiosos e interesantes a tener en cuenta, el motor de la Fuell Flow es de patente propia y utiliza un 60% de componentes menos que los motores de la competencia y además reduce en un 40% el periodo de fabricación. Con la reducción de costes que esto conlleva y que, como es lógico, se repercute al cliente en el precio final.

Según la propia compañía esperan llegar a unas 3.000 reservas y para ello los usuarios tan solo deben depositar una fianza de 200 dólares.