Directos al lado oscuro con esta preparación de Honda Rebel 500

newsletter moteo

Si dividimos las preparaciones de motos entre las que se parecen a los modelos de referencia y los que no, esta preparación de Honda Rebel 500 estaría en el extremo de las que no se parecen en nada. Esta maravilla de preparación es una creación de la empresa británica Auto Fabrica, compañía especialista en trabajos totalmente artesanales.

Bujar y Gazmend Muharremi son los socios fundadores de esta empresa que en pocos años se ha hecho un hueco en el mundo de las preparaciones. De manera oficial la compañía fue fundada en 2013, pero en realidad fue en 2011 cuando empezaron con el primer proyecto de Auto Fabrica. Estos dos hermanos mezclaron sus conocimientos de diseño industrial con las ganas de tener una moto que no existía y decidieron fabricarla ellos mismos.

De aquello ha pasado casi una década y la experiencia adquirida está plasmada en esta preparación de Honda Rebel 500, denominada Type 8. Está basada en una Honda CMX500, aunque no intentéis buscar ningún parecido razonable porque os adelantamos que perdéis el tiempo, no lo hay. Los hermanos Muharremi comenzaron con este proyecto cuando todavía estaban en medio del de la Type 6, otro modelo de éxito y de estilo parecido.

Tal y como se aprecia en las imágenes dicha preparación de Honda Rebel 500 es una creación austera en el mejor sentido de la palabra. No tiene ningún elemento que no sea completamente necesario para su funcionamiento, podría decirse que el asiento es el único lujo de esta moto. Tiene un cuerpo único en el que el depósito y el sillín son una misma pieza y el asiento está anclado al final de esta. El motor ha sido completamente reconstruido, al igual que todo el cableado y sistema eléctrico. El escape es de acero inoxidable y fabricado completamente a mano, destacando sobre el color negro metalizado que predomina en toda la moto.

Después de exponerla en varias exposiciones internacionales, esta joya oscura ha acabado en un garaje de Emiratos Unidos. Estamos seguros que el dueño la estará disfrutando como merece, además de presumir de ella como haríamos todos.