Espectacular preparación de una Honda XL125R, ¡en scrambler!

newsletter moteo

Normalmente las preparaciones que os presentamos son modificaciones de un modelo en concreto, con mejoras, cambios estéticos llamativos, etc. Pero lo de hoy va uno o dos pasos más allá, lo de esta preparación de una Honda XL125R es simplemente increíble, sin palabras.

Además de dejarnos con la boca abierta, estamos ante una preparación de una Honda XL125R con una historia fascinante por detrás. Resulta que el cliente que se puso en contacto con la empresa de preparaciones The Foundry MC quería si o si una moto idéntica a una que había visto por internet. Hasta aquí todo más o menos normal, el problema viene al saber que el modelo que quería es imposible de tener en España. Nunca se comercializó aquí y esto ponía las cosas extremadamente difíciles para cumplir el sueño del cliente.

Pero como suele decirse, a grandes males grandes remedios y eso es lo que hicieron los chicos de The Foundry MC. Después de muchas vueltas se decidieron por un modelo parecido y que les diera la opción de crear esta increíble preparación de una Honda XL125R. Obviamente la elegida fue una XL125R, a la que despojaron de todo aquello que la hacía una moto off road y convertirla en una Scrambler.

La cantidad de cambios que esta moto ha sufrido es casi infinita: piezas que buscar de segunda mano, piezas que fabricar desde cero y modificaciones de piezas que ya tenía. Haciendo una recopilación a grandes rasgos los cambios más significativos serían: el cambio de ruedas por unas más pequeñas pero más anchas, cambiar el depósito por el de una Suzuki GN125, la modificación del chasis para cumplir la normativa vigente, al igual que con un sinfín de piezas que también han tenido que ser modificadas para su homologación (guardabarros, luces, etc).

El trabajo ha sido ingente pero el resultado salta a la vista que no podría ser más espectacular y único. Estamos ante una moto única tanto en su acabado final como en su concepto y fabricación. El cliente ha pasado de tener un sueño casi imposible a tener una joya única en el mundo en su garaje.