KYMCO KRider 400, la primera moto de KYMCO ya está aquí

La empresa taiwanesa ha presentado de manera oficial su nueva naked, la KYMCO Krider 400. Parece que esta actualización de su pequeña naked tiene un claro objetivo, pelear con la KTM 390 Duke.

KYMCO es una marca que en la última década ha destacado por sus scooter con una gran relación calidad-precio. Sus motos de ciudad han conquistado nuestras calles y desde hace pocos años también quieren conquistar a un público un poco más deportivo. Su nueva KYMCO Krider 400 salta a la vista que no quiere dejar a nadie indiferente a su paso. Destaca por su estética agresiva y apariencia de moto de mayor cilindrada de la que realmente tiene.

Como decimos, aunque parece una naked de mayor cilindrada, esta KYMCO Krider 400 monta un propulsor bicilíndrico de 399 cc. A diferencia de su mayor rival, la Duke 390, tiene algo más de cilindrada y alcanza una potencia de 43,5 cv, frente a los 44 de la KTM. La diferencia es prácticamente inexistente con lo que la marca austriaca seguro que tiene muchos ojos encima de esta moto.

Desde el frontal hasta el último detalle del colín los diseñadores han querido dejar clara la imagen agresiva de esta naked. Sus dos faros delanteros que nos recuerdan un poco a los de las Yamaha-MT, inician unas líneas que continúan con las del ancho depósito de 15 litros de capacidad. El chasis de la KYMCO Krider 400 es de acero e incorpora el motor como parte del mismo. Un punto bastante negativo para la Kymco respecto a la KTM es su peso, ya que la moto austriaca es 34 kg más ligera.

Tanto la horquilla como el amortiguador trasero son ajustables en varios parámetros y para detener a la Kymco han optado por un doble disco delantero de 300mm y trasero de 240. Todo el frenado está asistido por un sistema de ABS de serie de la marca Bosch que actúa sobre los frenos delantero y trasero.

A pesar de que KTM seguro que tiene en el punto de mira esta moto, por ahora pueden estar tranquilos porque no se ha confirmado su llegada a Europa. Aunque no sería nada descartable a un medio-largo plazo.