GASGAS SM 700 Y GASGAS ES 700: preparadas para la calle

Pocas marcas hay más reconocidas por su tradición en nuestro país que GASGAS. Desde sus comienzos, la marca española ha estado íntimamente ligada al offroad, siendo una de las máximas referencias durante décadas en disciplinas como el enduro. Después de su adquisición por parte del grupo propietario de KTM y Husqvarna hace unos meses, el resurgir de GASGAS no se ha hecho esperar con modelos de motocross e incluso estando presente en el Campeonato del Mundo de Moto3, pero con las GASGAS SM 700 y GASGAS ES 700 ha llegado un nuevo enfoque.

Con las GASGAS SM 700 y GASGAS ES 700 se ha dado un importante salto en cuanto a extensión de gama, ya que ambos modelos son matriculables para ser utilizados en vías públicas sin mayor inconveniente. Además, la SM 700 abre un nuevo camino para la marca de origen español, ya que es un modelo diseñado directamente para ser utilizado sobre el asfalto. Con ella, GASGAS se quita de encima la etiqueta de ser únicamente una firma dedicada al campo.

Las dos motos tienen en común la base y la mayoría de los componentes, partiendo de la ya conocida KTM 690 SMC R. Esta moto fue meticulosamente diseñada para conseguir un gran resultado una vez puesta en marcha y los dos modelos de GASGAS mantienen ese buen rendimiento independientemente de la superficie sobre la que se conduzca. Para conseguirlo, las dos motos cuentan con un bastidor de acero al cromo-molibdeno que traslada fluidez y estabilidad manteniendo el peso controlado.

En el interior de ese chasis tubular se encuentra el corazón de las GASGAS SM 700 y GASGAS ES 700, el motor bicilíndrico de 74 CV de potencia y 73,5 Nm de par que garantizan una conducción electrizante pero dosificable tanto en bajos como en la parte más alta del rango. Para poder aprovecharlo al máximo, el motor lleva acoplada una caja de cambios de seis velocidades y equipa un shifter. El embrague antirrebote PASC se encarga del resto, haciendo que las reducciones sean suaves y no afecten a la estabilidad del tren trasero.

Aunque ambos modelos cuentan con suspensiones de la marca WP, cada uno de ellos contará con unas especificaciones que permitan extraer todo su potencial en situaciones tan diferentes. Así mismo, los dos modelos contarán con un sistema ABS que garantice la seguridad en las frenadas, pudiéndose desconectar en el tren trasero. De la misma manera, la electrónica tendrá diferentes parámetros, permitiendo una actuación menos intrusiva del Control de Tracción en la supermotard y un acelerador más contundente. El precio tanto de la GASGAS SM 700 como de la GASGAS ES 700 es de 10.749 euros.