Suzuki Katana 2022: sacando filo a la hoja

Desde su nacimiento a principio de los años 80, la Katana se convirtió en una de las motos más emblemáticas de la marca japonesa, que hace unos años decidió traerla de vuelta renovando el modelo pero manteniendo intacta la esencia. Ahora, la Suzuki Katana 2022 llega con un gran número de mejoras que la ponen al día y que la convierten en una moto avanzada tecnológicamente y a nivel de prestaciones gracias a diferentes componentes que la llevan a dar varios pasos adelante.

Uno de esos pasos adelante dentro del diseño de la nueva Suzuki Katana 2022 viene sin duda alguna propiciado por el motor, un tetracilíndrico en línea de 999 centímetros cúbicos que estando revisado en profundidad es capaz de ofrecer la nada despreciable cifra de 152 CV de potencia estando acorde a las exigencias de la Euro5. Para conseguir esta ganancia de potencia los diseñadores nipones han recurrido a unos nuevos árboles de levas tanto en la admisión como en el escape además de modificarse también los muelles de las válvulas para permitir un mejor funcionamiento. Siguiendo con los cambios, el escape también ha sido revisado al igual que el airbox, que es de nueva factura. Sumando todos los cambios se ha conseguido que el comportamiento de la moto también sea diferente, con un rango más amplio de aprovechamiento y una entrega del par motor más lineal desde la parte baja del tacómetro.

Al margen de la actualización de su propulsor, la otra gran novedad de la Suzuki Katana 2022 la encontramos en su paquete electrónico que es muy superior al de la versión anterior. El primer componente necesario para ello es el acelerador electrónico que trabaja en conjunto con el resto del sistema. Ahora, la Suzuki Katana incorpora un sistema de Control de Tracción desconectable que se puede regular en cinco niveles diferentes para ser más o menos restrictivo en función de las condiciones del asfalto y del uso que se le quiera dar a la moto en cada momento. En esa misma línea trabajan los tres modos de entrega de potencia del motor, que van desde una opción más suavizada hasta la opción más deportiva.

Al igual que muchos otros modelos de la marca de Hamamatsu, la Katana 2022 cuenta con el sistema Low RPM Assist que estabiliza las revoluciones del motor cuando se circula a bajas revoluciones para evitar que se cale y hacer más cómoda la conducción en esas circunstancias. Además, la neo retro dispone de un sistema de cambio rápido sin embrague que funciona tanto para subir las marchas como para bajarlas. A que el cambio sea lo más efectivo y cómodo posible también contribuye el nuevo embrague antirrebote equipado.

El resto de componentes de la moto están igualmente a la altura, como el bastidor de aluminio heredado de la GSX-R1000 o las suspensiones Kayaba regulables en diferentes parámetros tanto en el tren delantero como en el trasero. Por su parte, los frenos están firmados por Brembo, con pinzas de anclaje radial y doble disco en la rueda delantera. Todo el conjunto alcanza los 215 kg al subirse a la báscula, manteniendo un peso contenido para una moto de esta categoría.