Recambios Getafe
Si la GSX-S1000 ya era una de las motos más interesantes dentro de la familia de Suzuki, con esta nueva versión evolucionada la super naked japonesa ha dado un gran salto siendo una de las mayores apuestas de la firma nipona de cara a este año. Con una renovación que está orientada a dar un plus de deportividad a la moto, la Suzuki GSX-S1000 2021 tiene una línea muy marcada e incluso con corte futurista capaz de sorprender, pero no se queda únicamente en lo visual.

Después de seis años creciendo como modelo y tras haber sido concebida como una moto deportiva que bebía de los avances tecnológicos de la súper deportiva GSX-R1000, la Suzuki GSX-S1000 2021 sigue manteniendo ese principio pero lo lleva un paso más lejos con un corte más radical. La naked japonesa monta un motor de 999 centímetros cúbicos tetracilíndrico que aprovecha la experiencia generada por la superbike e incluso la MotoGP de la marca a lo largo de estos años. Las cifras de este propulsor no son nada despreciables, con 156 CV de potencia entregados a 11.000 revoluciones por minuto y un par de 106 Nm entregados a 9.250 rev/min.

Otro de los aspectos cuidados en el motor es la entrega de la potencia, que ahora es más suave y dosificable que en su antecesora, siendo a la vez más contundente en la parte baja y media del cuentarrevoluciones. Para ello, se han cambiado varios componentes internos, como los árboles de levas con perfiles de levas rebajados, los muelles de las válvulas y el tensor de la cadena de distribución. Por su parte, el embrague es de doble rampa, evitando bloqueos de la rueda trasera en reducciones y el patinado en aceleraciones fuertes. Gracias a ello, se han instalado muelles más blandos, siendo más blando a la hora de accionar la maneta. En el escape se ha instalado un segundo catalizador, reduciéndose así las emisiones contaminantes.

Dando soporte al motor, el chasis de aluminio está diseñado expresamente para asegurar un comportamiento estable y ágil sin restar deportividad a la conducción, uniéndose a él el basculante de dos brazos con refuerzos superiores. El resto de componentes de la parte ciclo buscan conseguir el mismo objetivo, siendo tanto la horquilla delantera como el amortiguador de Kayaba regulables en diferentes parámetros.

La electrónica también ha sido cuidada en la nueva GSX-S1000, que dispone de tres modos de conducción seleccionables, acelerador electrónico, control de tracción con cinco niveles de actuación y desconectable y además shifter de subida y bajada. También dispone del sistema Easy Start de Suzuki, que permite la puesta en marcha del motor con solo un leve toque sobre el botón de arranque,  así como la función de Asistencia a Bajas revoluciones, que junto con el nuevo Sistema de Asistencia del Embrague, consiguen que las salidas desde parado sean aún más suaves y fáciles. En el plano del equipamiento, la Suzuki dispone de ópticas Full LED y cuadro LCD. Estando prevista su llegada para julio, su precio oficial será de 13.695 euros.