Triumph Rocket 3 R Black: todo al negro

Suzuki Center Madrid
Tomando como base a la potente y musculosa Rocket 3, la firma británica ha lanzado una nueva versión especial preparada para llevar todavía más al límite el concepto de exclusividad potenciando la imagen de la potente roadster. Con esta nueva Triumph Rocket 3 R Black cuya producción estará limitada a 1.000 unidades, la marca de Hinckley sube la apuesta dejando claro que puede competir mano a mano con otros modelos del segmento en el campo de la exclusividad.

Para conseguir ese aspecto oscurecido e imponente de la Triumph Rocket 3 R Black, sus diseñadores han cuidado hasta el más mínimo detalle haciendo que el color negro sea el principal protagonista de la moto. Además de las partes principales de la moto, también se ha recurrido a este color en infinidad de componentes, tales como los colectores de escape, los embellecedores de los silenciosos o las tapas de la admisión.

De la misma manera, los soportes del guardabarros delantero de la cruiser de la firma británica –fabricado en fibra de carbono-, los aros de las ópticas, los protectores del motor y los emblemas han seguido ese mismo patrón. Así mismo, otros componentes metálicos también están anodizados en negro, como las botellas de la horquilla, la tija, las torretas y la abrazadera del manillar, las estriberas del piloto, los pedales de freno y cambio de marchas o las taloneras entre otros.

Pero no todo es estética en la nueva Triumph Rocket 3 R Black, ya que bajo el depósito guarda uno de los motores más llamativos de su categoría. Con una capacidad de 2.500 centímetros cúbicos, el propulsor es capaz de ofrecer 167 CV de potencia y un brutal par de 221 Nm, lo que le lleva a ser el motor de serie con mejores cifras en ese aspecto a nivel mundial. Sorprendentemente, la moto británica es capaz de alcanzar los 100 km/h en tan solo 2,83 segundos, un valor muy cercano al de las motos de MotoGP.

Por su parte, el chasis está fabricado en aluminio mientras que los frenos corren a cargo de las Brembo Stylema en el tren delantero y la M4.32 en el trasero. Siguiendo con el buen nivel de los componentes, las suspensiones corren a cargo de Showa. Con todo ello se consigue que la moto mantenga un comportamiento dinámico cercano al de una super naked.

A la hora de valorar el plano más tecnológico, la Rocket 3 R Black cuenta con panel de instrumentos TFT a color ajustable y personalizable, ABS y control de tracción optimizados para curva, cuatro modos de conducción, iluminación full-LED con luz de conducción diurna, asistente al arranque en pendiente, control de velocidad, arranque sin llave y el sistema de conectividad “My Triumph”. Su precio es de 24.800 euros, estando ya abierto el plazo de reserva.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad