Suzuki Center Madrid
Hay quien piensa que cada moto sólo se puede usar para hacer con ella aquello que sus creadores pensaron a la hora de diseñarla. Sin embargo, siempre hay rebeldes que prefieren usarlas para otras cosas. Ese es el caso del protagonista de nuestro vídeo, que no se conforma con una moto de motocross para meterse en circuito…

Si hay algo que caracteriza a las motos de motocross es su gran manejabilidad, sumada a un peso muy reducido y una brutal respuesta del motor. Por ese motivo, son las mejores motos posibles para entrar en circuito y rodar lo más deprisa posible con ellas. Pero tal vez para Marco Iob eso sea demasiado fácil, sobre todo si nos paramos a ver este video en el que el italiano decide utilizar una BMW 1200 GS para hacerlo.

Parece que ni el elevado peso de la moto adventure alemana ni su escasa maniobrabilidad sean problema para Marco, que desde luego demuestra un control enorme dentro del circuito y fuera de él. En resumidas cuentas, ¡todo un espectáculo digno de ver!