Yamaha R6 RACE: diversión sólo para circuito

MITT MOTORS
Con un claro enfoque deportivo y con estilo de moto de competición, la Yamaha R6 ha sido desde su nacimiento en 1999 una de las mayores referencias en la categoría de Supersport tanto dentro como fuera de la pista, donde se mostró como una de las deportivas más vendidas y más fáciles de ver en el día a día de las carreteras y las ciudades. Ahora, 21 años después, la Yamaha R6 RACE se despide de los entornos abiertos para centrarse únicamente en ser una moto para los circuitos, ya sea a nivel profesional o a nivel amateur.

 

El motivo de este cambio de hábitat natural de la supersport japonesa viene marcado por la no homologación del modelo para su uso en las calles debido a un enfoque todavía más deportivo y agresivo, poniendo toda la carne en el asador para convertirse en una moto desarrollada por y para ser exprimida en las distintas pistas europeas. Para ello, la Yamaha R6 RACE abandona la mayoría de los elementos necesarios para poder circular legalmente por las vías públicas y directamente será vendido con una preparación básica de circuito, sin espejos, portamatrículas ni reflectantes.

Lo que seguirá inalterado es el motor tetracilíndrico con válvulas de titanio, que siempre ha sido uno de los más potentes y con mejor respuesta de la categoría. Así mismo, el bastidor de aluminio Deltabox y el subchasis de magnesio se mantendrán tras su reconocido buen trabajo tras años de evolución en los campeonatos internacionales de primer nivel, como el Campeonato del Mundo de Supersport, donde es la vigente moto campeona. Tanto el tren delantero como el trasero equipan suspensiones KYB regulables.

Para aquellos a los que este modelo básico se quede corto, Yamaha pone a su disposición un paquete de preparación GYTR que convierte a la deportiva de la firma de Iwata en una verdadera moto de competición. En este kit se incluyen piezas como un juego de fibras de circuito, un sistema de escape completo Akrapovic, centralita y cableados especiales, sistemas de adaptación a la retirada de elementos como el ABS, latiguillos de freno metálicos para ambos trenes, nuevos componentes del kit de arrastre o caballetes con sus adaptadores.

De esta manera, la Yamaha R6 RACE deja claro lo que lleva unos años siendo una constante en este tipo de motos, que es una moto de circuito. Lejos quedó el tiempo en el que las motos de calle se adaptaban a su uso en competición, siendo ahora claro que su diseño nace directamente para la competición en sus diferentes formas.

Por el momento, no hay un precio oficial para la espectacular moto de Yamaha, aunque los responsables de la firma aseguran que estará disponible para su compra en enero de 2021.