Zontes G1 125: la apuesta scrambler de Zontes

Poco a poco, la firma asiática va ampliando su gama y la última en llegar es la Zontes G1 125, una scrambler con espíritu neo retro que busca su hueco en un duro segmento. Para ello, los responsables de la marca apuestan por mantener su habitual estilo de combinar equipamiento y tecnología con costes muy contenidos y estéticas muy llamativas.

Poco a poco, Zontes va potenciando su presencia en nuestro país y en los últimos meses lo está haciendo con nuevos modelos de diferentes cilindradas y estilos. La última en llegar al catálogo de la firma de origen asiático en nuestro país es la Zontes G1 125, una moto de 125 que busca ofrecer a los usuarios de este segmento una opción con un carácter muy marcado y con un estilo que junta el concepto scrambler con el concepto neo retro.

Una de las principales armas de la G1 125 es su llamativa estética, dominada por el faro frontal redondo, su robusta parte central con defensas del motor y un asiento de estilo minimalista que sigue la línea habitual en este tipo de moto. En esta nueva moto diseñada en especial para aquellos usuarios que no tienen el carnet de moto pero que buscan algo más que una forma de desplazarse, los detalles han sido cuidados.

Para ello, se ha combinado lo estético con lo funcional y se ha recurrido a componentes como la horquilla delantera invertida, el freno con sistema ABS de Bosch de doble canal o la inyección de combustible del mismo fabricante. Es precisamente en el equipamiento donde más destaca la pequeña scrambler de Zontes, al igual que en otros modelos de la marca. Las ópticas full LED, el cuadro digital, las piñas de mando retroiluminadas o la posibilidad de seleccionar dos modos de conducción diferentes hacen que la G1 125 sume puntos frente a algunas de sus rivales.

En cuanto al motor, la Zontes G1 125 cuenta con un monocilíndrico refrigerado por líquido que alcanza los 14,6 CV de potencia a 9.000 rev/min con un par máximo de 13 Nm a 7.000 rev/min. Cabe destacar también la incorporación de una batería de Litio, que ayuda a reducir el peso del conjunto hasta los 150 kg en orden de marcha.

La G1 125 estará disponible en dos colores –amarillo y negro– desde la segunda mitad de septiembre, siendo su precio de 3.195 euros.