Recambios Getafe
Proteger a nuestra moto cuando la dejamos aparcada puede ser uno de los mayores quebraderos de cabeza, sin embargo no tiene por qué ser un engorro. Ese es el objetivo del Litelok Moto 108, una “cadena” muy ligera capaz de evitar robos de la manera más ligera y cómoda posible tanto para su uso como para su transporte.

Evitar que te roben la moto cuando la dejas aparcada es una de las mayores preocupaciones que se puede tener cuando te desplazas sobre dos ruedas. Tanto en las grandes ciudades como en las pequeñas, los amantes de lo ajeno suelen hacer de las suyas, provocando disgustos todos los días. Todo lo que se pueda hacer para ponérselo difícil, como poner una cadena, siempre es bueno. Sin embargo, también suele ser engorroso normalmente. Eso es lo que quieren evitar precisamente los diseñadores de la Litelok Moto 108, una “cadena” flexible y sobre todo muy ligera.

Con una gran experiencia en el sector de los candados para bicicletas, en Litelok han desarrollado una versión más grande y reforzada de su sistema. El secreto de este antirrobo está en combinar la aleación de acero endurecida y los remaches de tipo marino con una correa de Boaflexicore, un material compuesto con una resistencia muy elevada. Gracias a ello, el peso de una unidad, que tiene 107 centímetros de longitud, es de sólo 1,46 kilogramos, muy por debajo del peso de las cadenas antirrobo convencionales.

Además de su ligereza, el material que las compone permite una gran flexibilidad, pudiendo ser enrolladas fácilmente para ser guardadas sin ocupar mucho espacio. Para mejorar su resistencia al clima y a las inclemencias del tiempo a la intemperie, la Litelok Moto 108 cuenta con una funda de neopreno. Estando disponible en negro y en rojo, su precio es de 119,99 libras, unos 133 euros.