Cómo preparar tu moto después del invierno

Suzuki Center Madrid
Cada día hay más usuarios que usan a sus fieles compañeras de dos ruedas sea la estación del año que sea. El frío y las lluvias propias del invierno no son impedimentos para los más valientes, sin embargo hay mucha gente que prefiere aparcar su moto durante esos meses y dejarla en el garaje a la espera de las mejores condiciones meteorológicas. Sin embargo, tener una moto parada durante meses puede suponer un inconveniente a la hora de ponerla de nuevo en marcha. Para evitarte problemas, en Moteo te dejamos unos sencillos consejos para que los tengas en cuenta y sepas cómo preparar tu moto después del invierno.

1º Pon a cargar la batería: La primera cosa que debes tener en cuenta para saber cómo preparar tu moto después del invierno es que puede que la batería de tu moto necesite una buena recarga para alcanzar una buena capacidad. Para ello, lo mejor es haberla dejado fuera de la moto y haberla conectado a un mantenedor/cargador de baterías. Si no es así, con un poco de suerte te baste con conectarla antes de intentar arrancar la moto y dejarla unas horas cargando.

2º Revisa los neumáticos: Lo ideal sería dejar la moto sobre unos caballetes para que los neumáticos no sufrieran durante esos meses que ha estado sin moverse la moto. Tanto si has tenido esa posibilidad como si no, debes revisar las presiones de los neumáticos antes de volver a poner la moto en marcha. Revisa también su estado, tanto de desgaste como de posibles cuarteamientos o grietas.

3º Lubrica la cadena: si no dejaste la cadena bien lubricada antes de parar tu moto, puede que necesite un poco de aceite. Si tu moto tiene un sistema de auto-lubricación de la cadena tal vez no sea necesario, pero igualmente asegúrate de que está en buenas condiciones.

4º Revisa que no haya fugas: Antes de disfrutar de tu moto tras el invierno es conveniente que des un repaso general al motor y a los otros componentes en busca de posibles fugas de refrigerante o de aceite. El invierno y la inactividad pueden ser malos compañeros para las juntas y los retenes, asegúrate de que la moto no tiene ninguna pérdida.

5º Atención a la gasolina: En unos pocos meses no debería dar problemas, pero existe la posibilidad de que la gasolina no esté en óptimas condiciones si dejaste el depósito lleno. Ante la duda o si percibes un olor raro, lo mejor es vaciar el depósito y llenarlo con gasolina nueva antes de poner el motor en marcha.

6º Deja que el aceite circule: Cuando un motor se pasa mucho tiempo parado, el aceite tiende a deslizarse hacia la parte de abajo y puede que se sequen algunos de sus componentes. Por ese motivo, es recomendable arrancar la moto y dejarla un rato en marcha para que el aceite se redistribuya y engrase bien todos los componentes antes de exigirle en marcha.

¿Qué te ha parecido esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Media: 0 / 5. Contador de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies