Brixton Crossfire 500: la marca europea crece

Forza 300
Tras varios años centrados en el segmento de las motos de baja cilindrada, en Brixton han decidido dar el salto de cara al 2020 con su nueva moto, la Brixton Crossfire 500, que llega para competir en el duro mundo de las motos para el carnet A2. Por ese motivo, la Crossfire 500 cuenta con un motor bicilíndrico refrigerado por agua que llega hasta los 35 KW, el máximo permitido por ley para este tipo de moto.

La Brixton Crossfire 500 es una moto que aprovecha mucho su potencial estético, marcado por el depósito X-Tank que tan característico es de la marca del grupo KSR. Además, otros componentes de la moto austriaca ayudan a conseguir ese efecto, como el escape o el faro redondo de tipo LED sobre el cual está la pantalla también redonda que aporta información de los parámetros de la marcha.

En cuanto al apartado ciclo, la horquilla delantera es invertida, mientras que el amortiguador trasero es fabricado por KYB. Los frenos están firmados por la marca española JJuan, incorporando sistema ABS. Siguiendo con los componentes de nivel, los neumáticos son Pirelli.

Con esta nueva moto, la firma austriaca plantea un nuevo futuro en el que mira cada vez más de cerca el segmento de las motos para el carnet A2, sin duda uno de los nichos de mercado con más potencial en la actualidad.

¿Qué te ha parecido esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Media: 4.5 / 5. Contador de votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.