Husqvarna Svartpilen 701: minimalismo futurista

Decir que Husqvarna es una de las marcas de motos con más historia a sus espaldas no es ninguna novedad, pero que una marca con tanto camino recorrido sea capaz a día de hoy de seguir sorprendiendo y renovándose como lo ha hecho la firma sueca ya son palabras mayores. Tras ser adquirida por KTM en 2013, Husqvarna ha sido renovada y se ha convertido en una marca con una gama muy atractiva que ya no sólo se dedica a hacer motos de offroad como muchos piensan. De hecho, este año una de sus principales estrellas es la Husqvarna Svartpilen 701, una moto con aspecto cercano a lo futurista y con unas líneas limpias y minimalistas, como sus propios diseñadores afirman.

Esas líneas están bastante influenciadas por el espíritu del flat track, dándoles un toque moderno que resulta muy acertado y que convierte a la Husqvarna Svartpilen 701 en una moto muy atractiva visualmente. Esa inspiración en el flat track ha llevado a los suecos a hacer una moto en la que no hay muchos accesorios innecesarios, buscando sobre todo una utilidad y la mínima interferencia posible con la conducción.

Una de las partes que más miradas atrae de la Svartpilen 701 es su asiento integrado perfectamente en el colín. Con una geometría ancha y plana, permite moverse sobre la moto cómodamente. Precisamente continuando su forma, la parte trasera de la moto es compacta aunque a los laterales del colín están añadidos los dos paneles laterales que recuerdan mucho a los portanúmeros de las motos de competición. Como no podía ser de otra manera, el faro LED trasero conserva ese aspecto moderno al igual que el delantero.

Pero no todo es estética y para ello, la Svartpilen cuenta con otras dos poderosas armas, su chasis y su motor monocilíndrico. El bastidor multitubular tiene un gran protagonismo en la moto sueca, estando completamente visible. Por su parte, el propulsor es de 692 cc y ofrece 75 cv de potencia, con un par motor de 72 Nm. Estos valores aseguran una conducción deportiva sin ser valores muy elevados. El sistema de gestión de la inyección de combustible ride-by-wire o el cambio rápido bidireccional son algunas de sus principales características. El escape, con formas y colores discretos, completa el pack propulsor.

En el tren delantero, la Svartpilen 701 cuenta con un disco de 320 mm de diámetro que es mordido por una pinza de anclaje radial Brembo. Para mantener la máxima seguridad en frenada, la Husqvarna incorpora un sistema Bosch ABS desconectable. En cuanto a las suspensiones, la Svartpilen equipa de serie una horquilla invertida y un amortiguador con bieletas de la marca WP, siendo ambos ajustables.

Para conseguir la máxima personalización posible, en Husqvarna han desarrollado una serie de accesorios que permiten modificar diferentes partes de la moto para hacerla más única en cada caso. Desde estriberas hasta discos de freno, pasando por escapes, protectores anticaída, portamatrículas o la tapa del bote de líquido de frenos, el catálogo de personalización es amplio. Disponible en un único color, su precio oficial es de 10.215 euros.

¿Qué te ha parecido esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Media: / 5. Contador de votos: