Aprilia RSV4 X: la calidad es exclusiva

La Aprilia RSV4 X ya ha sido testada y lo ha hecho bajo los mandos del mismísimo Max Biaggi. Una de las deportivas más exclusivas ha visto la luz y, por ello, vamos a repasar alguna de sus características. Desde luego, ya te podemos adelantar que no es una moto al alcance de todos…

La Aprilia RSV4 X nace con la idea de rendir tributo a la moto que consiguió siete títulos en el Mundial SBK hace ya una década. De esos siete títulos, tres fueron de pilotos y, a su vez, de esos tres, dos llevan el nombre de Max Biaggi. Así que, ¿quién mejor para probarla? En el circuito de Mugello, el 6 veces campeón mundial fue el encargado de pasar el examen a la RSV4 X y los resultados no pueden ser mejores. El piloto llegó a declarar que las sensaciones que le transmitía la moto son bastante parecidas a las que se sienten en una moto de carreras. Pero, ¿qué le ha llevado a afirmar esto?

Pues bien, la Aprilia RSV4 X es una moto deportiva creada a partir de una RSV4 1100 Factory. Teniendo en mente el objetivo de rebajarla de peso, se le han ido añadiendo una serie de modificaciones. Entre ellas, bastantes partes pasan a ser de aluminio, como partes del embrague o la protección que lleva incorporada el motor. También cuenta con un carenado, muy del estilo MotoGP, a base de fibra de carbono. Todo ello para conseguir que la RSV4 X no pase de 165 kg. 

Ahora que sabemos el peso, podemos hablar de la potencia. Su motor V4, montado íntegramente de manera artesanal, declara 1.078 cc y 225 CV. A esto hay que añadirle un sistema de escape de titanio y carbono que firma Akrapovic y el ANN System (Arpilla Non Neutral). Éste último pronto estará disponible para otras motos de la casa y su objetivo no es otro que el de rascar unas décimas al crono colocando el punto muerto bajo la primera marcha. De esta manera, se ahorra algo de tiempo en el cambio entre primera y segunda y se suprime la posibilidad de fallar en el proceso. 

Un cuadro de instrumentos que cuenta con un panel digital que controla toda la electrónica de la moto, es otro de los detalles que nos trasladan al mundo de las carreras. Frenos Brembo a los que se añaden elementos GP4 MS en sus pinzas o discos de acero a cuenta de tecnología T Drive, hacen de la Aprilia RSV4 X una de las motos más exclusivas del momento. Pero, además, es que es exclusiva de verdad. Si te estás preguntando cómo puedes hacerte con una, la respuesta es que ya es imposible. De esta deportiva sólo se han fabricado diez unidades y las diez ya tienen sus respectivos dueños. Así que sólo nos queda decir con nuestra mejor falsa sonrisa… ¡Que la disfruten los afortunados!   

¿Qué te ha parecido esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Media: / 5. Contador de votos: