Suzuki Katana 2019: el arma samurái vuelve a la acción

Si hablamos de las motos de los años 80, pocos modelos hay más clásicos y más respetados que la Katana, una moto que levantó pasiones allí por donde pasó y que tras los años ha sido recordada como una de las motos más prestigiosas y reconocidas de la marca japonesa. Su estética rompedora unida a su carácter deportivo, con un motor potente y una aerodinámica innovadora, llevaron a la GSX11000S a ser una moto capaz de crear una expectación y un fenómeno fan que se mantuvo a lo largo de los años, incluso después de cesar su producción. Ahora, la Suzuki Katana 2019  llega para devolver al presente a su predecesora.

Tal vez por ese motivo, tratando de revivir un modelo insignia, en Suzuki decidieron volver a dar vida a su mito y la Suzuki Katana 2019 es el resultado. Por fin podemos decir que ese trabajo ha dado sus frutos y es espectacular. La nueva moto de la marca de Hamamatsu mantiene la base de la GSX-S1000, su moto naked por excelencia que ya ha demostrado estar a un muy buen nivel. Para poder ofrecer una moto de precio contenido, en Suzuki han aprovechado su parte ciclo y su motor, cuya evolución se ha ido completando en los últimos tiempos.

Teniendo esto en cuenta, queda muy claro que el concepto de la nueva Katana es el de explotar su atractivo aspecto con las líneas que ya marcaron tendencia hace unas décadas adaptadas a los nuevos tiempos. Su principal punto reconocible respecto al modelo original es el frontal, dominado por unas líneas muy rectas y un faro LED grande y cuadrado sobre el que se incorpora una pequeña cúpula más estética que funcional. La manera en la que ese frontal se fusiona con el lateral y el depósito es también muy atractiva, con formas deportivas.

Una moto que mezcla pasado y futuro

La parte trasera de la nueva Katana no se queda atrás, nunca mejor dicho. El asiento amplio y mullido es coronado por un colín ensanchado al que se unen dos tapas laterales que dan un toque espectacular a la moto vista desde atrás. El guardabarros trasero flotante, en el que se fija la matrícula, también ayuda a conseguir ese resultado. Como no podía ser de otra manera, el faro trasero también es LED, al igual que los intermitentes. Por su parte, el cuadro de mandos es full-LCD, dando un extra al aspecto moderno.

En el plano más tecnológico, la Suzuki Katana también cuenta con los sistemas electrónicos implementados por la firma japonesa en sus últimos modelos, como el asistente de salida (Easy Start System) o el Low RPM Assist, que ayuda a mejorar el comportamiento a bajas revoluciones. Así mismo, la Katana cuenta con un control de tracción de tres posiciones desconectable y un sistema ABS Bosch que comanda las pinzas de freno Brembo de anclaje radial heredadas de la GSX-R.

Con su llegada a los concesionarios en junio, la nueva Katana está llamada a volver a ser una moto cotizada como ya lo fue en su momento la versión original. Estando disponible en dos colores -negro y gris- su precio oficial es de 15.099 euros.

¿Qué te ha parecido esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Media: / 5. Contador de votos: