Honda CRF450R 2020: la CRF se hace mayor de edad

Suzuki Center Madrid
Si hay una moto admirada dentro del motocross es la CRF. La apuesta de Honda para sumergirse en el 4 tiempos cuando las 2 Tiempos eran las motos que dominaban tuvo un nombre propio y esa F añadida al ya mítico nombre de las motos de offroad de Honda la acabó de convertir en una saga que siempre ha marcado el paso. Ahora, la Honda CRF450R 2020 sigue el camino.

Ahora, para celebrar su décimo octavo cumpleaños, Honda la CRF450R llega siendo ella la que hace el regalo a todo aquel que se suba en ella en forma de nueva electrónica. Y es que es en ese apartado donde los ingenieros de Honda han trabajado en profundidad para hacer más rápida y competitiva a la CRF450R 2020. Esta electrónica se basa en tres campos fundamentales, el Control de Par Seleccionable, el sistema de ayuda a la salida y el control de los mapas del motor.

El HSTC (Control de Par Seleccionable de Honda) no es un sistema nuevo en Honda, pero sí es más novedosa su aplicación en cada vez más modelos de la marca japonesa. Para la nueva CRF450R, el HSTC cuenta con tres opciones diferentes que permiten un mayor o menor control del giro en vacío de la rueda trasera. Para evitar ese deslizamiento, el sistema actúa sobre el avance del encendido sin modificar el tacto del acelerador. Dependiendo del nivel seleccionado, la intrusión en ese deslizamiento del neumático trasero es mayor o menor, pudiendo ser desactivado también.

Otro de los puntos fuertes de la electrónica desarrollada por Honda es el Launch Control, que en lugar de tener una única posición a modo de interruptor –on/off- cuenta también con tres posibilidades que ayudan a conseguir la mejor salida posible en distintas situaciones. Para los más conservadores o circuitos con poco grip está el modo 1, que mantiene el motor a 8.250 rpm, mientras que el 2 lo hace a 8.500 rpm para condiciones normales del terreno. Ya para los más expertos está la tercera opción, que corta a 9.500 rpm.

La tercera pata de ese trípode electrónico es el selector de modos del motor, que ajustan la respuesta y el carácter del propulsor según las necesidades del piloto. Igualmente cuenta con tres modos, que van del más suave al más agresivo.

En cuanto al resto de la moto, las novedades frente a su antecesora son muy escasas, limitándose a pequeños reglajes en las suspensiones y pequeños detalles que responden a ajustes de los componentes ya existentes. Tanto el chasis como el motor se mantienen respecto a la última versión lanzada.

¿Qué te ha parecido esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Media: 5 / 5. Contador de votos: 2

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies