Triumph Rocket 3 TFC 2019: el TFC sigue creciendo

La marca inglesa sigue dando vida a su gama de motos exclusivas y personalizadas con la Triumph Rocket 3 TFC 2019. El concepto TFC acoge en su seno a esta imponente e innavadora versión de la mítica Rocket III.

La Triumph Rocket 3 TFC 2019 es la nueva versión de la exitosa Rocket III que los ingleses han concebido.  Sólo 750 modelos dan prueba de ello en todo el mundo a un precio de 29.500 euros. ¿Te parece caro? Pues, a pesar de que su llegada a los concesionarios está prevista para diciembre de este año, ya está todo vendido. Quizás si te hablamos de sus prestaciones entiendas por qué.

Para empezar, la Triumph Rocket 3 TFC 2019 cuenta con un nuevo motor tricilíndrico de 2.500cc. Para que te hagas una idea, esto supone un par por encima de 221Nm y 170CV de potencia máxima. Algo que deja muy por detrás al resto de motos del mercado. De hecho, es la Triumph más potente que nunca se haya fabricado. Pero es que el motor aún tiene más que decir. Esta bestia de la ingeniería viene acompañada de unas válvulas de titanio que permiten una mayor subida de revoluciones y unos silenciadores Arrow con fibra de carbono.

A pesar de tanta potencia, la Rocket 3 TFC es más suave de manejar de lo que cabría suponer. Y lo es gracias a sus suspensiones regulables Showa o su lujoso sistema de frenado Brembo, con manetas de freno y embrague ajustables. Pero lo más destacable es el ahorro de más de 40 kg respecto a la Rocket III. Lo cual se ha conseguido gracias a un chasis de aluminio que tiene en cuenta al motor como un elemento estructural. Aparte de un basculante monobrazo también de alumnio y el refinamiento de multitud de piezas.

Ahora bien, si hablamos de la parte tecnológica de la Triumph Rocket 3 TFC 2019, hablamos de palabras mayores. Un panel de instrumentos TFT a todo color, iluminación LED completa o un sistema de ABS y control de tracción en curvas, la hacen incomparable. A lo cual también se suma el Triumph Shift Assist, para bajar y subir de marcha sin usar el embrague, y una función de ayuda en las cuestas. Un sistema de arranque sin llave, una conexión USB y un sistema que monitoriza la presión de las ruedas engrosan aún más la lista. A la que todavía hay que añadir cuatro modos de conducción: Road, Rain, Sport y Rider (configurable).

En resumen, la Triumph Rocket 3 TFC 2019 es una moto destinada a hacer Historia en el mercado. Sobre todo porque es bonita por dentro, pero también por fuera. Sus llantas de aluminio fundido, su manillar plano y esas líneas trazadas tan limpiamente, la hacen irresistible a los ojos.