Honda CBR650R 2019: la “F” se convierte en “R”

Una vez más, la evolución de los modelos de la marca del ala dorada demuestra que el gigante japonés sigue teniendo muy buenas ideas. La última ha sido la Honda CBR650R 2019, que recoge el testigo de la exitosa CBR650F volviéndose mucho más deportiva.

Sin embargo, este paso hacia la deportividad no es completo, como hemos podido saber en el EICMA. En el salón milanés Honda ha dejado claro que lo que quería encontrar es un término medio. Con este equilibrio, la Honda CBR650R 2019 quiere ocupar un puesto intermedio. No es una moto completamente deportiva, como sus hermanas RR, pero tampoco es una F. Así, los ingenieros japoneses han dotado a su nueva creación de un espíritu deportivo sin renunciar a la comodidad y a la economía de un modelo F. La inspiración estética es la de la CBR1000RR Fireblade, pero con rasgos propios.

En cuanto al propulsor, la CBR650R tiene un 5% de potencia más que su predecesora por encima de las 10.000 rpm. Pero eso no es todo en cuanto a su rango de utilización, ya que ahora llega 1.000 revoluciones más arriba antes del corte. También ha sido revisada la entrega y la suavidad del par, para hacerla más completa.

La admisión y el escape también han sido rediseñados. Pero una de las mayores novedades es la incorporación por primera vez del sistema Control de Par Seleccionable Honda (HSTC). Este sistema actúa a modo de control de tracción, pudiendo ser desactivado si se quiere.

En el apartado ciclo, la CBR650R se ha puesto a régimen frente a la 650F, reduciéndose 6 kg su peso total. También han sido modificadas algunas cotas de la geometría y por supuesto, de la posición de conducción. La horquilla, firmada por Showa, es de función separada. Así mismo, las pinzas de freno delanteras son radiales y los discos flotantes.  Pensando en mantener una línea deportiva, los faros LED y los carenados son bastante afilados y agresivos.