Yamaha XSR700 XTribute 2019: la nueva scrambler de Yamaha

Presentada ayer en el EICMA, la nueva Yamaha XSR700 XTribute 2019 llega para dar empuje a las neo retro dentro de la marca japonesa. Con ella, Yamaha ha querido rememorar algunos de sus clásicos sacando este modelo en forma de homenaje.

Han pasado ya 42 años desde el lanzamiento de la XT500, tiempo más que suficiente para que sea la hora de hacerla un homenaje. Eso es precisamente lo que han buscado los responsables de la marca japonesa con la Yamaha XSR700 XTribute 2019. Esta moto, presentada en el Salón de Milán, ha sido concebida para continuar profundizando en el segmento scrambler, uno de los menos potentes de Yamaha a día de hoy.

Para ello, la nueva XSR700 XTribute cuenta con una estética muy marcada. Con su manillar ancho y sus estriberas de tipo offroad, la nueva moto japonesa quiere dejar muy claro el concepto con el que ha sido creada. A ello contribuyen también sus neumáticos de tacos, algo no muy útil para el día a día pero sin duda muy llamativo visualmente.

El asiento también está diseñado con el recuerdo de la XT500 muy presente. Con un corte bastante plano, quiere contribuir a mantener el estilo clásico, al igual que los fuelles de la horquilla. En ese mismo ambiente se mueven otras partes de la moto, como el escape, el cuadro de mandos o los protectores del radiador. Todos ellos son bastante “retro” y de corte minimalista.

Para empujar todo esto, Yamaha XSR700 XTribute 2019 equipa un motor bicilíndrico en línea de 689 cc con ciclo de encendido crossplane. Aunque no tenemos datos de potencia todavía, Yamaha asegura que será más que suficiente para ser una moto resolutiva. Además, según los responsables de la marca tendrá un consumo moderado.

Por último, el bastidor de la XSR 700 es multitubular de acero. Los ingenieros japoneses han querido que sea lo más compacto posible, reduciéndose así el tamaño al máximo. Así mismo, este tamaño reducido ayuda a que su peso sea moderado, sumando en total 186 kg.