Movistar Yamaha, un año sin ganar

Este fin de semana el Mundial de MotoGP llega a Le Mans, al conocido Circuito Bugatti. Justo en esa pista tuvo lugar la última victoria del Movistar Yamaha en condiciones de seco. Un año sin subir a lo más alto del podio a excepción del triunfo de Valentino Rossi sobre el asfalto mojado de Assen.

Tal y cómo arrancó 2017 parecía que iba a ser un gran año para el Movistar Yamaha. La llegada a la estructura de Maverick Viñales insuflaba aires frescos al equipo. Victoria en Qatar y Argentina, caída en Estados Unidos pero Rossi en el podio. Todo parecía un camino de rosas hasta que llegó Jerez, donde Viñales y Rossi tuvieron problemas. Pero llegó Le Mans y con ello el momento cumbre de la temporada para Yamaha.

Sus dos pilotos luchando en seco por la victoria. Una emocionante batalla que se saldó con el triunfo de Viñales y la caída de Valentino Rossi en la última vuelta. Justo en esa carrera Marc Márquez se había ido al suelo y el título parecía una meta real para los pilotos del Movistar Yamaha.

Nadie podía prever el desastre que se avecinaba y que aún perdura. A partir de ese momento las cosas se torcieron para el Movistar Yamaha. Hasta tal punto que lo que parecía un año en el que Rossi y Viñales pelarían por el título pasó a ser un año de frustración. Únicamente un momento de gloria en el resto de 2017, la victoria de Valentino Rossi en una carrera a dos partes en Assen. El italiano tiró de galones para dar la que ha sido la última victoria de Yamaha en MotoGP.

Desde entonces el camino ha ido complicándose y a día de hoy hasta parece complicado que puedan lograr un triunfo. El estado de forma de Márquez y Dovizioso, sumado a los problemas que arrastran hacen que la situación sea complicada. En un año han pasado de ser favoritos a no estar en las quinielas al título.

Aún queda mucha temporada y en Yamaha están trabajado duro para revertir una situación complicada y en espiral. Por si esto fuera poco, los pilotos del Movistar Yamaha se están viendo superados por Johann Zarco y su Yamaha privada de manera habitual. ¿Podrán Rossi y Viñales dar la vuelta a la situación? Le Mans es una pista en la que han ganado 6 de los 10 últimos Grandes Premios. Veremos.