Los límites de velocidad y las multas que conllevan

Durante los últimos años las normativas de tráfico han sufrido multitud de cambios y más en concreto en los límites de velocidad. Y consecuentemente las multas por límite de velocidad también han sufrido algunos cambios.

Aunque muchos conductores creen conocer estas sanciones, si entramos en detalle en alguna conversación rápidamente vemos que no es así. El límites de velocidad lo conocemos todos, pero no sabemos los tramos que existen al superarlo y las multas que conllevan cada tramo que superamos. Desgraciadamente el que recibe una multa por superar lo primero que mira es su bolsillo y luego los puntos de sanción en nuestro carné.

Esto no debería ser así, ya que a priori todas las normativas velan por la seguridad los conductores y esa debería ser la única razón para respetarlas. Dejando los motivos de lado, la información en cualquier ámbito es muy importante y aquí no lo es menos. Estar bien informado ayuda a conducir mejor y hacer que los demás también lo hagan, con lo que se gana en seguridad. Pero además, si en algún momento te llega una sanción conocer el motivo de la misma podrás recurrir con criterio si fuera necesario.

Por eso desde aquí queremos intentar aclarar y ayudar, en este caso. a la DGT a difundir la información que proporcionan. Una de las dudas más recurrentes es, por ejemplo, si el límite de la vía se puede superar durante un adelantamiento. La respuesta no es sencilla ni directa: todo depende de la carretera en la que circulamos y de las características de la misma. Teóricamente superando el límite en 1km/h es suficiente para ser sancionados. Pero existe un límite que contempla el margen de error de los propios radares. Este límite es de 7km/h en límites inferiores a 100km/h y del 7% en los superiores. También hay que tener muy claro que los límites son los mismos tanto para coches como para motos, no hay diferencia.

Hay que tener varios factores en cuenta, pero lo que está muy claro es que respetando los límites nunca habrá sanciones. Además de reducir los accidentes, por eso la información es imprescindible para ayudar y ser ayudados por los demás mientras circulamos.