Guía para construir una moto Flat Track

La teoría para construir una moto flat track es sencilla, sólo tenemos que empezar por encontrar una moto de motocross. Le cambiamos la rueda delantera por una de 19″ y está lista para salir a pista y disfrutar de las derrapadas.

Esa es la manera sencilla y rápida de explicar y construir una moto flat track, pero podemos ir más allá. Empezando por el motor podemos sustituirlo por uno de la Honda CRF450 del año 2007, propulsor conocido y fiable. Deberíamos actualizar el motor con varios cambios y mejoras como pueden ser las levas, cilindros o cigüeñal. Aunque podrían usarse piezas de serie es recomendable utilizar otras de mayor rendimiento y que es más complicado que se rompan.

Para aquellos que buscan aumentar la potencia del motor la normativa AMA Pro Racing es muy estricta en ese respecto. A pesar de que no se pueden hacer grandes cambios, cambiando la proporción de compresión a 13:1 ganaremos potencia suficiente.

Otros puntos a tener en cuenta para la mejora, es la refrigeración haciéndola descendente para que el motor nunca llegue a sobrecalentarse. Además no hay que subestimar la puesta a punto del carburador para tener una mezcla de aire y combustible óptima. Otros detalles más pequeños pero igual de importantes, que también influyen en el rendimiento son las bujías y el filtro de aire. Haciendo un ajuste de bujías y aumentando el flujo del aire que pasa por el filtro conseguiremos un mejor rendimiento.

En lo que al chasis refiere con uno normal de motocross es suficiente, sólo queda decorarlo al gusto del consumidor. Ya sólo quedan los pequeños detalles que no afectan al rendimiento pero si a la comodidad del piloto. Puños, manillar, manetas de freno quedan a elección en base a las preferencias personales de cada uno. No se nos puede olvidar cambiar el asiento y montar estriberas cubiertas de goma para salir disfrutar a la pista.