Scooter o moto de marchas ¿qué es mejor para ciudad?

Antes de hacer la compra son muchos los que dudan entre un scooter o moto de marchas. A igualdad de cilindrada encontramos pros y contras. Nosotros te ponemos sobre la pista

Puede que lo tengas claro y que siempre hayas querido una moto. Puede que nunca hayas dudado de que lo tuyo es el scooter. Pero lo más probable es que te hayas preguntado: scooter o moto de marchas ¿qué es mejor para mi? ¿qué es mejor para la ciudad?. Pues bien, la respuesta es depende. Sí, depende del uso que le vayas a dar, depende de la cilindrada que quieras, depende de tu presupuesto y de muchas cosas más. Aún así, vamos a intentar mostrarte el camino. Eso sí, te avisamos, depende mucho de tus gustos.

Scooter o moto de marchas, la gran duda para muchos. La decisión no es fácil, pues en muchos casos elegir supone renunciar a ciertas ventajas. Si nos paramos a pensar en las principales ventajas del scooter, veremos que tiene capacidad de carga para llevar cosas bajo el asiento. También nos encontramos con la comodidad de posición. Es más fácil de manejar, porque es automático. Por si esto fuera poco, como suelen ser menos potentes suelen pagar menos impuestos. Además, para circular por ciudad son más prácticos en el sentido, de nuevo, de la comodidad. En invierno nos protegen mejor del frío y hay muchos accesorios para ayudarnos en ese sentido. Por último, suelen consumir menos.

Pero también debemos tener en cuenta las carencias del scooter. No es una moto, no tiene sus mismas reacciones. Su motor suele ser monocilíndrico y sus prestaciones limitadas. Aunque sean potentes nunca nos transmitirán la sensación de una moto. Por si esto fuera poco, si vamos a hacer carretera necesitamos recurrir a modelos potentes. Y si hablamos de scooter de 125 hay que olvidarse de autopistas y autovías en casi todos los casos.

Las motos. Menos ventajas, más sensaciones

Por el contrario, las motos son mucho más divertidas y más potentes. En contra tenemos que su manejo en ciudad es más complejo. No están diseñadas para maniobrar entre coches y hay que estar recurriendo al embrague cada dos por tres. Además consumen más y no tienen capacidad de carga más allá de accesorios o nuestra mochila. Eso sí, son ideales para circular por rondas y circunvalaciones y en el caso de 125 incluso nos permiten atrevernos a circular en autovía. También hay que reconocer que son más caras en todos los sentidos, desde la compra al mantenimiento, pasando por impuestos y seguros.

Con todo esto en mente, seguro que muchos piensan que lo mejor para circular por ciudad es el scooter. Ciertamente es así, es más cómodo y tiene muchas ventajas. Pero no todo es eso, porque el placer de disfrutar de una moto jamás lo dará un scooter. Es ahí cuando uno debe decidir entre el corazón y el cerebro. Scooter para diario y moto para el fin de semana. Definitivamente, ese es el mejor consejo (si se puede pagar).