KYMCO AK 550: Llegó la revolución al scooter premium

El KYMCO AK 550 s el scooter más esperado de la firma taiwanesa y está al llegar. Preparado para revolucionar el mercado, se presenta como la competencia directa del Yamaha T-MAX.

No cabe duda de que la llegada de los scooters de altas prestaciones está datada con la llegada del primer Yamaha T-MAX. Desde entonces y aunque otras marcas han presentado sus alternativas, el KYMCO AK 550 es la alternativa definitiva. Tanto por prestaciones, como por acabados y especialmente por su precio, el AK 550 es toda una revolución en el segmento.

Muestra de ello es su estructura, compacta y ligera, que sigue las líneas deportivas de su competidor. Además, la parte ciclo se refuerza con unas suspensiones de primer nivel y un sistema de freno que se prevé efectivo.

En cuanto al motor, el bicilíndrico de 550 cc declara la nada despreciable cifra de 53,5 CV. Con todo ello, es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 161 km/h. La tecnología es la bandera de este modelo, que utiliza el sistema cross plane y, además, equipa la centralita más avanzada de Bosch. Su cárter es seco, lo que debe influir positivamente en el rendimiento.

Si hablamos de configuración electrónica, el KYMCO AK 550 ofrece dos modos de conducción. El denominado «full power» entrega todo el poderío y está pensado para condiciones óptimas. Para cuando el suelo está mojado, KYMCO ofrece el «modo lluvia».

Todo ello con un asiento bajo y capaz de albergar un casco integral. En el resto del scooter encontramos dos guanteras. Para rematar, los elementos de tendencia como las luces led, puños calefactables o pantalla regulable completan el paquete.